Importancia de los intermediarios financieros

La literatura económica teórica y empírica sugieren que hay una estrecha relación entre el desarrollo financiero y el crecimiento económico. A grandes rasgos, la evidencia sugiere que los países que cuentan con sistemas financieros y mercados de capitales desarrollados, crecen más rápido que los que no los tienen. Para que exista un mayor desarrollo financiero es importante la participación de los intermediarios financieros.

Esta es una de las premisas teóricas que, desde principios del siglo XX, economistas como Schumpeter (1912) propusieron. Él establecía que las instituciones bancarias canalizaban el ahorro de la sociedad, vía créditos, a los proyectos más rentables e innovadores, promovien- do con ello tanto el desarrollo tecnológico como el crecimiento económico.

Un intermediario financiero evita que los individuos con ahorros tengan que hacer la evalua- ción de a quién financiar. Los intermediarios surgen en una economía donde los costos de adquirir información, de hacer cumplir los contratos y de transacción generan incentivos para su existencia. En otras palabras, los sistemas financieros surgen con el propósito de reducir los costos, además de minimizar las fricciones y asimetrías que existen en los mercados.

Diamond (1984) argumenta que los costos de adquisición de la información crean incenivos para el surgimiento de intermediarios financieros1. Supongamos, por ejemplo, que la adquisición de información sobre una tecnología de producción tiene un costo fijo. Si no hay intermediarios, cada inversionista debería pagar dicho costo fijo.

Romer (1986) argumenta que el sector financiero contribuye al desarrollo económico en la medida que transfiere y distribuye de forma óptima los recursos de sectores superavitarios a sectores deficitarios, lo que eleva la productividad y el nivel general de eficiencia de una sociedad.

Beck y Levine (2004) concluyeron que el desarrollo financiero causa el crecimiento económico en el largo plazo y sus resultados sugieren que, un país con mayor tamaño de su mercado de valores y con un mayor desarrollo del mercado de crédito, después de 18 años su PIB real per cápita habría sido casi un 30 por ciento mayor y su productividad habría sido casi un 25 por ciento más alta.

Un sistema con intermediarios financieros que canalizan fondos coadyuvará a un crecimiento económico sostenible a largo plazo, el cual depende de la capacidad para aumentar las tasas de acumulación del capital físico y humano, de la utilización de los activos productivos resultantes de la manera más eficiente, y de asegurar el acceso de toda la población a dichos activos. Los intermediarios tienen la llave que abre o cierra el financiamiento. Para que se pueda dar una expansión responsable del crédito será necesario preguntarse a quién y para qué se le debe otorgar  y por eso juegan un papel importante y fundamental en cualquier economía.

Fuente: La situación del crédito en México. Jorge Sánchez Tello y Guillermo Zamarripa. Publicado por FUNDEF 

Image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s