Datos duros sobre la Economía de México ¿Qué tan bien estamos?

Es importante poner en contexto el desempeño macro de la economía de México. Los datos que utilizaremos son los del “Informe de competitividad global 2013 – 2014” elaborado por el Foro Económico Mundial. En concreto, presentamos datos relativos al pilar de “Entorno Macroeconómico”.

México está situado en la posición 49 entre 148 economías. El país está por debajo de Chile (posición 17), Perú (posición 20), Colombia (posición 33) e incluso, Ecuador (posición 44). Lo delicado es que, mientras esos países han mejorado su posición en el escenario internacional en los últimos años, México ha perdido lugares.

 

Captura de pantalla 2014-09-24 a la(s) 15.01.57

De las variables que se utilizan para medir el Entorno Macroeconómico, México se encuentra en desventaja frente a los países de la región, en lo relativo a equilibrio presupuestario, in- flación, deuda gubernamental e impuestos.

Por ejemplo, respecto a la deuda del gobierno como proporción del PIB México se ubica en el lugar 77, mientras que Chile y Perú están en el primer quintil de los países mejor evaluados, seguidos de Colombia, que está en el lugar 45. Cabe mencionar que entre México y Chile, existe una diferencia de 66 lugares en esta variable.

Resulta evidente que, si nos comparamos con los países “emproblemados” por su deuda pública (Grecia, Italia, España, entre otros), la posición de México es mejor. Al argumentar sobre nuestra situación de deuda, la conclusión es muy sensible a los países con los que nos comparemos.

Si bien la situación macro de México es buena, al ponerla en contexto no somos el ejemplo de manejo económico para el mundo. Si además, se considera que el gobierno actual ha aumentado de manera importante el monto de la deuda del sector público, tanto interna como externa, a mediano plazo puede provocar una peor percepción sobre México. La tendencia no parece que será favorable.

Fuente: Desequilibrios Económicos y su impacto en el Sistema Financiero. Jorge Sánchez Tello y Guillermo Zamarripa Publicación FUNDEF 2014. 

Déficits de Cuenta Corriente y Desequilibrios Globales

Entre los países con déficit, la principal contribución a los desequilibrios globales ha venido de Estados Unidos, un país que recientemente tuvo necesidades netas de financiamiento ele- vadas y persistentes, que llegaron a suponer el 6% de su PIB y más del 2% del PIB mundial en 2006. La principal contraparte ha sido el considerable superávit en cuenta corriente de China (el 10.6% de su PIB y 0.7% del PIB mundial) y, en menor medida, de otras economías emergentes de Asia.

l elevado superávit en cuenta corriente de China ha ido ganando importancia cuantitativa, frente a los superávits en cuenta corriente de otros países no exportadores de petróleo como Japón. Si consideramos países productores de materias primas podemos citar a los exporta- dores de petróleo; quienes cuentan con superávits importantes en cuenta corriente. Ejemplos incluyen a países del Golfo, Rusia y Noruega. Otras áreas geográficas (como América Latina o la zona del euro) han presentado, en conjunto, saldos por cuenta corriente relativamente equilibrados, aunque con divergencias importantes entre países.

Gráfica Déficits de Cuenta Corriente (%PIB)

deficit

 

La gráfica deja en claro que los desbalances comerciales se dan en: los países que importan más de lo que exportan. La consecuencia es que deben pedir prestado a los países que tienen superávit para financiar la diferencia entre ingresos y gastos con el exterior.

Existe una identidad que se refleja en la relación entre el déficit comercial y la evolución del endeudamiento con el exterior. Si un país genera déficits significativos de manera repetida acumulará mucha deuda, con lo que corre el riesgo de tener que pagar tasas más altas al aumentar el riesgo de no pago. Asimismo, si un país superavitario acepta de manera repetida la deuda de un mismo país deficitario, acumulará ese riesgo en su cartera.