¿Es la deuda en los Estados un problema grave?

A menudo se habla de su nivel excesivo sin definir en qué consiste exactamente este término. En todo caso hay una visión negativa al respecto.

Cuando se observa que en 2005 la deuda de las entidades federativas y sus municipios alcanzaba 143.2 miles de millones de pesos, y que a junio de 2013 alcanzó 443 miles de millones –es decir, se multiplicó por 3–, la reacción natural es de preocupación. Esta se acentúa cuando se ve que hay estados como Coahuila que pasó de tener una deuda insignificante en 2007 (321 millones) a un endeudamiento de 35.7 miles de millones de pesos en 2012, o Nayarit, cuya deuda se multiplicó por 31 en ese tiempo y alcanzó 7.1 por ciento de su PIB.

A nivel agregado, la tasa de crecimiento anual de la deuda subnacional fue muy baja desde mediados de los años 90 y se volvió a acelerar en los primeros años de este siglo. A partir de 2006, el endeudamiento se aceleró y en 2009 su tasa de crecimiento llegó a su nivel máximo.

El repunte a partir de 2009, se debió al esfuerzo de las entidades federativas para realizar el equivalente a las políticas anti-cíclicas que practicó el gobierno federal, como se hizo en muchas otras economías en ese año. Recientemente el crecimiento de la deuda se ha moderado bastante.

Deuda de los estados y municipios. Saldos (millones de pesos)

Captura de pantalla 2014-10-01 a la(s) 10.27.24

 

La deuda de los estados y los municipios respecto al PIB estatal en promedio por estado, pasó de 1.2 por ciento en el año 2001, a 3.0 por ciento al cierre de 2012, porcentaje que se mantuvo sin cambio hasta el primer semestre de 2013.

Es sin duda un crecimiento muy pronunciado. Pero el nivel promedio incluso a nivel de cada estado es relativamente reducido al comparar con otros países. Si hay una variabilidad importante en el nivel de endeudamiento respecto al PIB entre los diversos estados.

Por un lado, hay estados como Campeche y Tlaxcala en los que el nivel de deu- da es prácticamente nulo. Por el otro, están los casos de Coahuila, Quintana Roo, Nayarit, Chiapas y Veracruz que rebasan el 5 por ciento de deuda con relación a su PIB.

Para mayor detalle recomendamos la lectura del libro, La deuda subnacional: un análisis del caso mexicano escrito por los economistas Carlos Hurtado y Guillermo Zamarripa de FUNDEF y que pueden descargar gratuitamente aquí. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s