Factores que contribuyen a explicar por qué el crédito en México es bajo

La FUNDEF publica el documento, “Algunos factores que explican por qué el crédito en México es bajo: Análisis sobre la estructura financiera de las empresas mexicanas, extranjeras y del gobierno” en el que  se  analizan dos segmentos del mercado de crédito corporativo: el de las empresas extranjeras y el de las empresas del gobierno. El propósito es conocer si el monto del financiamiento que obtienen dichas empresas del sistema financiero en México varia para los distintos orígenes del capital.

Al inicio de esta Administración, se definieron dos objetivos de políticas públicas: aumentar el crédito y reducir su costo.  Ante estos objetivos, en la FUNDEF planteamos la pregunta ¿Existen algunos factores que determinan por qué el crédito en México es bajo?

En nuestro análisis encontramos que el nivel de endeudamiento varia entre los diferentes sectores de la economía. Como proporción de los ingresos el endeudamiento con el sector bancario es mayor para las empresas nacionales que para las empresas extranjeras. La diferencia no es menor ya que es un apalancamiento de más del doble como porcentaje de los ingresos.

Tanto para la empresa nacional como para la extranjera la dependencia del financiamiento bursátil es menor que la dependencia del financiamiento bancario.

En el financiamiento total, las empresas extranjeras están apalancadas con el sistema financiero mexicano en casi una tercera parte de lo que están las empresas nacionales.

Lo anterior nos muestra evidencia de como la elección de financiamiento de las empresas extranjeras con el sector financiero local es una decisión residual que considera los fondos que provienen del exterior de sus empresas controladoras. Lo anterior, debido a que dichas empresas controladoras muy probablemente tienen acceso a crédito en mejores condiciones.

Por su parte, las empresas del Gobierno piden prestado al mercado casi dos veces lo que demandan a los intermediarios financieros. Se puede argumentar que hay una clara preferencia por financiamiento bursátil por parte del sector gobierno. Además, las empresas del gobierno tienen un nivel de apalancamiento muy superior al del sector privado (empresas nacionales y extranjeras).

Por lo tanto, el análisis para este grupo de empresas en México nos lleva a concluir que existen dos factores estructurales de la economía que pueden justificar otras de las causas por las que el crédito al sector privado en México es menor que en otros países y son:

1).- Existe una alta participación de empresas de origen extranjero en la economía mexicana que se explica por nuestra perfil de país productor de manufacturas. La demanda de crédito local de estas empresas es baja comparada con su peso en la producción medido como ventas. Por facilidad de acceso, la mayoría del financiamiento lo obtienen de las instituciones de crédito.

2).- El Gobierno pide prestado al mercado a través de Pemex y CFE casi más de dos veces lo que pide a los intermediarios financieros. El financiamiento a estas actividades en otros países es crédito al sector privado.

El documento se puede descargar libremente aquí.

Introducción de la Tarjeta de Crédito en México

En los años sesenta, la tarjeta de crédito era un producto novedoso en México y como ya se explicó, relativamente nuevo a nivel internacional. La primera tarjeta de crédito en el país, tal como las concebimos hoy en día, entró en 1953 y fue Diners Club. Posteriormente, llegaron American Express y Carte Blanche. Sin embargo, se trataba de un servicio para una clientela reducida.

La primera tarjeta bancaria de crédito de México, también identi cada como la primera de toda América Latina fue lanzada al mercado el 15 de enero de 1968 por el Banco Nacional de México (Banamex), entonces uno de los dos mayores bancos privados de México.

La tarjeta fue llamada Bancomático y a liada al sistema de Interbank – Master Charge.

Captura de pantalla 2016-05-10 a las 7.09.54 p.m.

Un año más tarde, Bancomer, su principal rival y otro de los bancos mayores de ese país, emitió su tarjeta en junio de 1969, a liada al sistema BankAmericard. Unos meses después, en 1969, un grupo de bancos emitió de forma sindicada la tercera tarjeta bancaria en el mercado mexicano, Carnet.

Este fenómeno se llevó a cabo en un contexto de alto crecimiento de la economía mexicana, así como aunado a un proceso de urbanización y de crecimiento de la clase media urbana.12 Dichos procesos incentivaron a que en los años sesenta algunos bancos iniciaran estrategias de masi cación de sus servicios (Del Angel 2010 y 2011). Una de esas estrategias fue la introducción de la tarjeta de crédito.

En esos años la operación bancaria en México estaba limitada a organizaciones del país y la competencia del exterior era restringida. Pero todos los bancos grandes y medianos tenían establecidos vínculos con bancos internacionales, lo cual facilitaba la comunicación en cuanto a los desarrollos del mercado. También facilitaba un proceso de transferencia de la innovación (Del Ángel 2010 y 2011).

Los invitamos a leer esta interesante investigación de Bernardo Bátiz-Lazo y Gustavo A. Del Ángel y la pueden descargar libremente aquí.