El Surgimiento de la Tarjeta de Crédito Bancaria en México y España

Captura de pantalla 2016-04-18 a las 11.43.03 a.m.

La Fundación de Estudios Financieros – Fundef A.C. es un centro de investigación independiente que radica en el ITAM que hace estudios sobre el sistema financiero.

Hoy publicamos un documento sobre el surgimiento de la tarjeta de crédito bancaria en México y España elaborado por los investigadores Bernardo Batiz-Lazo (Bangor University) y Gustavo del Ángel (CIDE, Hoover Institution).

Es importante entender cómo fue el surgimiento de la tarjeta de crédito bancaria porque nos permite aprender importantes lecciones sobre la innovación en el sistema financiero.

En 1950 se introdujo en el mercado la tarjeta Diners Club, que permitía a los clientes utilizar la misma tarjeta de crédito en distintos comercios. Después de algunos intentos de lanzar tarjetas de crédito universales, estas aparecieron hasta 1958 cuando se creó BankAmericard de Bank of America. Posteriormente en 1966 se creó Master Charge de Interbank Card Association. Estas dos empresas se convirtieron en lo que hoy es VISA y MasterCard.

México y España no fueron la excepción en aprovechar una de las innovaciones que los grandes bancos en Estados Unidos habían aportado al mundo financiero.

La primera tarjeta bancaria de crédito de México, también identificada como la primera de toda América Latina fue lanzada al mercado el 15 de enero de 1968 por el Banco Nacional de México (Banamex). La tarjeta fue llamada Bancomático y estaba afiliada al sistema Mastercard.

Bancomer, emitió su primer tarjeta en junio de 1969, afiliada al sistema BankAmericard. Unos meses después en agosto de 1969, diez bancos fundaron la compañía Promoción y Operación S.A. de C.V. (Prosa), sacaron al mercado la tarjeta de crédito Carnet.

En España, el Banco de Vizcaya lanzó la primer tarjeta de crédito en diciembre de 1970, la Eurocard. En junio de 1971, Banco de Bilbao lanzó su tarjeta y sería la que dominaría el mercado español.

A pesar de que la innovación se dio primero en México, el número de tarjetas y el uso creció más en España que en México. Lo anterior se debe en parte a la inserción de España en Europa y el auge económico que experimentó ese país.

En resumen, el lanzamiento de la tarjeta de crédito representó un nuevo paradigma en innovación financiera por parte del sistema bancario. Este proceso nos deja las siguientes lecciones:

1.- El éxito de la tarjeta de crédito se explica por qué cubre una necesidad real de los usuarios.

2.- Otro factor importante es la red de distribución establecida previamente por los grandes bancos.

3.- La colaboración competitiva entre los bancos fue fundamental para la innovación.

Esta innovación es una lección de lo que el sistema puede llegar a aportar en el futuro. Para que el sistema bancario siga innovando es fundamental que no se le sobreregule porque puede frenar su capacidad para crear nuevos servicios.

Te invitamos a leer el documento que puede ser descargado dando click aquí.

La versión académica “paper” que será publicada en una revista con arbitraje internacional puede ser consultado dando click aquí.