Comunicado de Prensa: Necesidad de Incrementar el Ahorro Interno en México

La agenda de políticas públicas en la materia se han concentrado en aumentar el nivel de crédito al sector privado. En materia de ahorro las autoridades correspondientes, no han hecho un pronunciamiento claro sobre lo importante que es y por lo mismo no se ha trazado algún plan para poder aumentar la tasa de crecimiento del ahorro interno en México de manera consistente y por un período largo de tiempo.

El tema del ahorro prácticamente no aparece en las distintas modificaciones legales de la Reforma Financiera. En la Reforma que sí apareció el ahorro fue en  la Hacendaria del 2013. Esta fue regresiva en materia de ahorro porque se penalizó al incluirlo en el límite de las deducciones personales.

Sin embargo, en la miscelánea fiscal que se aprobó por el Congreso de la Unión como parte del paquete económico para 2016 se observa que hay una rectificación al camino que se definió en 2013. De manera concreta se incorpora la excepción a que el ahorro para el retiro no entre en el límite de las deducciones personales y solo sea sujeto a su limite individual. Es un cambio importante y positivo porque manda la señal de que incentivar el ahorro debe ser una política pública prioritaria. Hace falta promover esta medida para que las personas y personas puedan conocer este beneficio.

Ante este escenario, en la FUNDEF hemos publicado el documento “NECESIDAD DE INCREMENTAR EL AHORRO INTERNO EN MÉXICO: Importancia de promover el diseño de Políticas Públicas” con el objetivo de dar a conocer lo importante que es el Ahorro Interno en la economía y alertar del riesgo que existe si hay una mayor dependencia al Ahorro Externo. También promovemos la importancia de diseñar políticas públicas para incrementar el Ahorro Interno.

La gráfica siguiente muestra la evolución del ahorro financiero interno y externo en México. El total llega casi a 100% del PIB. El ahorro interno ha pasado de niveles de 46% del PIB a 64% del PIB en un período de once años. El aumento anterior da un crecimiento promedio anual de 1.6 puntos del PIB. Por su parte el ahorro externo empieza una dinámica de crecimiento acelerado de un mínimo de 11 por ciento del PIB en 2006 y en 2007 a un 31 por ciento del PIB en 2014.

Captura de pantalla 2015-12-07 a las 2.04.38 p.m.

Se observa una mayor dependencia del ahorro externo que se hace en instrumentos financieros. A continuación se presenta una proyección de la brecha ahorro interno-financiamiento en dos escenarios que toman como base los datos presentados en el documento.Captura de pantalla 2015-12-07 a las 2.06.04 p.m.

Lo anterior implica que anualmente se tendría una necesidad importante de recursos externos para poder cubrir las necesidades de financiamiento del sector público y del sector privado. Una mayor dependencia del sector externo le generará vulnerabilidades a la economía.

Para reducir la brecha anual a que solo sea del 0.7% del PIB, se debe reducir a la mitad el endeudamiento total al sector público como porcentaje del PIB y aumentar un punto del PIB el ahorro interno/PIB, es decir a 2.7%.

Conclusiones

Se debe promover el diseño de una política pública para aumentar la tasa de crecimiento del ahorro interno en México. Esta debe tener el mismo nivel de importancia que el aumento en el crédito al sector privado.  Lo anterior permitirá tener un enfoque integral de desarrollo del sistema financiero.

En cuanto al diseño de la política pública de promoción al ahorro no se considera que el enfoque correcto sea privilegiar a un intermediario sobre los demás.

En el pasado ya cometimos el error de tener una alta dependencia del ahorro externo. La crisis de finales de 1994 es un buen ejemplo. Una respuesta de la Administración del Presidente Zedillo a la crisis fue fortalecer el ahorro interno con la creación de un sistema de pensiones privado basado en contribución definida.

Hoy estamos como país en el punto en que podemos elegir por que camino transitamos: el preventivo de impulsar el ahorro interno o el de aumentar la vulnerabilidad con mayor ahorro externo.

El documento lo pueden leer aquí

 

 

Crédito, Eficiencia y Productividad en la Industria Manufacturera de México: 2003-2010

Crédito, Eficiencia y Productividad en la Industria Manufacturera de México: 2003-2010
Por: Dr. Carlos Urrutia (ITAM), Dr. Felipe Meza (ITAM), Dra. Sangeeta Pratap (CUNY).Investigadores Asociados de FUNDEF.

La relación entre crédito y productividad es de gran importancia en la coyuntura actual. Existe una preocupación sobre la falta de crecimiento en México que lleva naturalmente a la pregunta de qué hacer para elevar la productividad de manera sostenida. Al mismo tiempo, la intermediación financiera en México es menor a la de otras economías con el mismo grado de desarrollo. Distintos observadores han relacionado ambos fenómenos, pero aún queda mucho trabajo para entender la naturaleza de esa relación. En dos entradas anteriores hemos motivado la relación entre las condiciones crediticias y la productividad en el sector manufacturero en México. En un proyecto de investigación patrocinado por la FUNDEF se realizó un análisis riguroso de la relación entre productividad, eficiencia y crédito con datos desagregados para la industria manufacturera mexicana. [1]

En este análisis, los autores miden las distorsiones presentes en los datos sobre el uso del capital y de insumos intermedios para 82 sectores manufactureros de 2003 a 2010. Usando un marco teórico con fundamentos microeconómicos, se concluye que estas distorsiones son importantes para explicar los cambios en la productividad agregada. Añadiendo fricciones financieras al modelo, los autores relacionan las distorsiones observadas en los datos con las condiciones crediticias. Un incremento en la tasa de interés bancaria incrementa el costo de adquirir insumos, generando una mayor distorsión sobre el cociente capital/trabajo y sobre el uso de intermedios. Una relajación de la restricción cuantitativa sobre el crédito bancario permite a las empresas acercarse al nivel óptimo de capital/trabajo y de uso de intermedios, lo que reduce las distorsiones. Se realizó un estudio econométrico encontrando evidencia a favor de las predicciones del modelo.

Finalmente, los autores construyen un modelo de la economía mexicana que incluye las fricciones financieras mencionadas anteriormente. Usando este modelo como laboratorio se puede explicar una parte importante de los cambios en productividad agregada entre 2003-2008, aunque el modelo sobreestima el tamaño de los efectos durante la crisis financiera de 2008-2009 y la recuperación posterior. Una conclusión importante es que la variación en el costo del crédito entre sectores y a través del tiempo es una fuente importante de cambios en productividad agregada, al afectar la reasignación de recursos entre sectores y la magnitud de las distorsiones en la economía.

[1] Meza, F., S. Pratap y C. Urrutia, “Crédito, Eficiencia y Productividad en la Industria Manufacturera de México: 2003-2010”, versión aplicada de la Serie de Documentos de Trabajo 01, 2015, FUNDEF.

El crédito en México hacia el 2018

El análisis de política pública elaborado por FUNDEF muestra que es factible llegar a la meta de financiamiento al sector priva- do como proporción del PIB que plantea el Pronafide. Las condiciones para un buen desempeño económico estan dadas si consideramos el entorno de la economía, en la que se espera un mayor crecimiento inercial reforzado porque se empiecen a materializar en inversiones las Reformas Estructurales.

Por otra parte, la situación del Sistema Financiero Mexicano en cuanto a capital, solvencia y capacidad de gestión también son adecuadas para dar soporte a una mayor dinámica en el mercado de financiamiento interno.

En resumen pareciera que existen las condiciones de entorno económico y de ca- pacidad institucional para un buen desempeño del mercado de crédito.

Si bien las condiciones son favorables, hay una serie de factores y eventos que deben suceder para llegar al objetivo:

1. Crecimiento económico del 3.5%. Un menor crecimiento afectará el ritmo de la evolución del crédito.

2. Que existan proyectos en la economía que sean financiables, es decir, que exista una demanda efectiva de crédito.

3. Que la banca y los demás intermediarios aumenten su ritmo de otorga- miento de crédito al nivel comentado en la sección anterior.

4. Que se de una evolución macro de tal manera que la banca y el resto del sistema no tengan una restricción de fondos prestables.

5. Que los niveles de confianza y tolerancia al riesgo evolucionen favorablemente.

Si alguna de las condiciones anteriores no se da, nos podemos encontrar en un escenario inercial, sin aceleración del financiamiento interno, que nos lleve a un nivel de entre 35% y 36% del PIB a finales de 2018.

Esta nota sobre política pública la pueden leer aquí.
La Fundación de Estudios Financieros (FUNDEF) es un centro de investigación independiente sobre el Sistema Financiero que reside en el ITAM. http://www.fundef.org.mx twitter @fundef

¿Se cumplirá objetivo de más crédito del PRONAFIDE?

FUNDEF presenta este documento de análisis en el que se comentan aspectos específicos relacionados con la Política Pública de profundización del Sistema Financiero Mexicano.

En el análisis se incluyen diferentes temas como la evolución reciente del financiamiento al sector privado, la composición sectorial de dicho financiamiento y la capacidad de los intermediarios financieros para apoyar el proceso de profundización financiera.

Se concluye que la meta de crédito al sector privado que se estableció en el Programa Nacional de Financiamiento al Desarrollo 2013 – 2018 (Pronafide) es alcanzable en ciertos escenarios. Por lo que se refiere a la capacidad de las instituciones financieras para aumentar el nivel de crédito los próximos años no se identifica una restricción relevante. Sin embargo, son necesarias una serie de condiciones externas al sector financiero para que se pueda materializar dicha meta.

El crédito en México ha tenido un crecimiento responsable y se espera siga esta tendencia los próximos años. Los invitamos a leer este interesante documento y de mucha importancia sobre este aspecto de la Reforma Financiera: ¿Más crédito en México?

Esta nota sobre política pública la pueden leer aquí. 

La Fundación de Estudios Financieros (FUNDEF) es un centro de investigación independiente sobre el Sistema Financiero que reside en el ITAM.  www.fundef.org.mx  twitter @fundef

Evolución y tamaño de la deuda estatal de México

Cuando se observa que en 2005 la deuda de las entidades federativas y sus municipios alcanzaba 143.2 miles de millones de pesos, y que a junio de 2013 alcanzó 443 miles de millones –es decir, se multiplicó por 3–, la reacción natural es de preocupación. Esta se acentúa cuando se ve que hay estados como Coahuila que pasó de tener una deuda insignificante en 2007 (321 millones) a un endeudamiento de 35.7 miles de millones de pesos en 2012, o Nayarit, cuya deuda se multiplicó por 31 en ese tiempo y alcanzó 7.1 por ciento de su PIB.

A nivel agregado, la tasa de crecimiento anual de la deuda subnacional fue muy baja desde mediados de los años 90 y se volvió a acelerar en los primeros años de este siglo. A partir de 2006, el endeudamiento se aceleró y en 2009 su tasa de crecimiento llegó a su nivel máximo.

El repunte a partir de 2009, se debió al esfuerzo de las entidades federativas para realizar el equivalente a las políticas anti-cíclicas que practicó el gobierno federal, como se hizo en muchas otras economías en ese año. Recientemente el crecimiento de la deuda subnacional se ha moderado bastante.

 Captura de pantalla 2014-04-03 a la(s) 16.13.30

 Como se mencionó antes, el ritmo acelerado de acumulación de deuda en algunos estados, causa inquietud. Ello se justifica, entre otras cosas, porque se abre la posibilidad de que la deuda de una o más entidades sea insostenible financieramente o se convierta en un riesgo sistémico.

Captura de pantalla 2014-04-03 a la(s) 16.13.41

Se pone en evidencia la falta de transparencia de las operaciones financieras a nivel estatal cuando sale a la luz que un estado venía endeudándose fuerte- mente y no se sabía. La escasa rendición de cuentas se hace evidente cuando se pone en duda la “rentabilidad” de las inversiones que justificaron las deudas y se sospecha gravemente de arbitrariedad y corrupción por parte de las autoridades.

Fuente: La Deuda Subnacional: Un análisis del caso Mexicano. Carlos Hurtado y Guillermo Zamarripa

Datos duros sobre la Economía de México ¿Qué tan bien estamos?

Es importante poner en contexto el desempeño macro de la economía de México. Los datos que utilizaremos son los del “Informe de competitividad global 2013 – 2014” elaborado por el Foro Económico Mundial. En concreto, presentamos datos relativos al pilar de “Entorno Macroeconómico”.

México está situado en la posición 49 entre 148 economías. El país está por debajo de Chile (posición 17), Perú (posición 20), Colombia (posición 33) e incluso, Ecuador (posición 44). Lo delicado es que, mientras esos países han mejorado su posición en el escenario internacional en los últimos años, México ha perdido lugares.

 

Captura de pantalla 2014-09-24 a la(s) 15.01.57

De las variables que se utilizan para medir el Entorno Macroeconómico, México se encuentra en desventaja frente a los países de la región, en lo relativo a equilibrio presupuestario, in- flación, deuda gubernamental e impuestos.

Por ejemplo, respecto a la deuda del gobierno como proporción del PIB México se ubica en el lugar 77, mientras que Chile y Perú están en el primer quintil de los países mejor evaluados, seguidos de Colombia, que está en el lugar 45. Cabe mencionar que entre México y Chile, existe una diferencia de 66 lugares en esta variable.

Resulta evidente que, si nos comparamos con los países “emproblemados” por su deuda pública (Grecia, Italia, España, entre otros), la posición de México es mejor. Al argumentar sobre nuestra situación de deuda, la conclusión es muy sensible a los países con los que nos comparemos.

Si bien la situación macro de México es buena, al ponerla en contexto no somos el ejemplo de manejo económico para el mundo. Si además, se considera que el gobierno actual ha aumentado de manera importante el monto de la deuda del sector público, tanto interna como externa, a mediano plazo puede provocar una peor percepción sobre México. La tendencia no parece que será favorable.

Fuente: Desequilibrios Económicos y su impacto en el Sistema Financiero. Jorge Sánchez Tello y Guillermo Zamarripa Publicación FUNDEF 2014.